Sectores se recuperan luego de lento 2017
“El sector construcción se aceleró, sin embargo, mantiene cifras negativas". Shutterstock/La República
Enviar

La baja en la actividad económica que venían reportando algunos sectores productivos, como construcción, servicios y comercio, se revirtió a finales del año pasado, tal como lo muestra el Índice de la Actividad Económica (IMAE).

La producción de bienes y servicios registró un crecimiento interanual del 3,5% en diciembre pasado.

El cambio de tendencia, que empezó hace dos meses, podría sostenerse durante el primer trimestre del año, algo que llena de optimismo a varios sectores, aun cuando la incertidumbre por las elecciones y el ajuste fiscal continúe latente.



Si la actividad continúa repuntando, el optimismo subirá, las empresas crecerán y las personas consumirán más, en lo que se conoce como el círculo virtuoso de la economía.

Para el control del déficit fiscal esto es una buena noticia, ya que una economía en crecimiento se traduce en una mejor recolección de impuestos, algo que ayudaría a sopesar el aumento en las tasas de interés, ya que Hacienda podría dejar de estrujar tanto al buscar menos recursos en el mercado financiero.

De los 15 sectores que se miden en el IMAE, seis crecieron a una tasa superior al promedio de la economía.

Los servicios fueron los que más crecieron, especialmente los financieros, con un 6,6% asociado principalmente al aumento en las comisiones por el uso de tarjetas de crédito.

La industria manufacturera también creció un 3,9% y lo bueno es que esto benefició a las empresas ubicadas en el régimen definitivo, sobre todo, aquellas vinculadas con la recolección del café.

El sector agrícola se dinamizó un 2,7%, con buenas cosechas en frijol, piña, café y caña de azúcar.

Por su parte la construcción sigue reportando cifras negativas, con un -1,2%; sin embargo, la cifra implica una caída menor respecto a los meses anteriores.

La caída fue parcialmente compensada por la obra pública que creció un 20,4%.

Entre las obras públicas contabilizadas figuran la Terminal de Contenedores de Moín y la ejecución de obras para la educación superior, sistemas de abastecimiento de agua potable y alcantarillado sanitario e infraestructura educativa para primaria y secundaria.

En cuanto a la construcción con destino privado tuvo una caída del 9,8%, esta se dio porque hay una gran cantidad de proyectos que no se iniciaron o quedaron paralizados, indica el informe del Banco Central.

Al analizar las otras áreas de la economía, los aires navideños beneficiaron también al comercio. Este reporta un crecimiento interanual del 2,9% y se destacó la mayor comercialización de aparatos para el hogar, productos alimenticios y textiles.

Las actividades profesionales, científicas y técnicas también crecieron un 5,3%, principalmente por la evolución de las empresas que producen en el régimen definitivo.

Las buenas noticias con respecto a la actividad económica se podrían desdibujar, si el próximo gobierno no toma una buena decisión respecto a políticas que favorezcan a disminuir o al menos controlar el crecimiento del déficit fiscal, que por el momento da poca liquidez a la economía y baja los planes de inversión de los empresarios.

Si el déficit presiona las tasas de interés, los inversionistas reducirían sus planes de expansión y los costarricenses consumirían menos al contraer su economía.

Al subir los intereses, la gente reducirá su consumo, ya que deberá destinar más dinero a sus obligaciones como el pago de sus créditos (aumentarían cuotas).

Por el lado de las empresas, estas no podrían crecer, tendrían menos ganancias e incluso podrían existir despidos para ajustar sus gastos, respecto a la disminución de ingresos.


 


 


Sectores opinan


Las diferentes cámaras empresariales mantienen una actitud optimista con respecto al futuro de la economía, pero reconocen que mucho depende de lo que pase a nivel externo.

Francisco Gamboa

Director ejecutivo
Cámara de Industrias

En cuanto al indicador específico para el sector manufacturero este muestra un crecimiento del 3,9%, que es mayormente explicado por la actividad zona franca creciendo a más del doble que la industria fuera de zona franca.
Este comportamiento se viene reportando desde agosto.

Olman Vargas

Director ejecutivo
Colegio de Ingenieros y de Arquitectos

La construcción mantuvo un comportamiento estable, no hubo ni crecimiento, ni caída. Vivienda, que representa un 60% del sector, no se aceleró tanto como la industria que sí estuvo dinámica. El turismo y comercio se mantuvieron estables.
Para 2018, esperamos que siga pujante.

Jason Chaves Víquez

Asesor económico
Cámara de Comercio

Para el año 2018, proyectamos un crecimiento del 2,7% para el sector comercio, impulsado por una recuperación en el consumo privado y la inversión. Así como un mayor crecimiento en el subsector de “vehículos”.
Además, por la coyuntura del mundial de fútbol, se espera un aumento en ventas importante en “aparatos eléctricos y del hogar” y “alimentos, bebidas y tabaco”, tal como se observó para el mundial de Brasil 2014.

 


Ver comentarios