Dispositivo que se incrusta en piel alivia el dolor crónico
“La implementación del dispositivo permite que en más del 90% de los casos en pacientes se logra ofrecer un alivio eficaz del dolor”, afirmó Gabriel Carvajal, especialista en medicina paliativa. Esteban Monge/La República
Enviar

Los pacientes con cáncer, osteoporosis y quienes padecen espasticidad severa (músculos tensos y rígidos) cuentan con una nueva opción para calmar los dolores que los aquejan.

Se trata de la Infusión Intratecal de Fármacos de Medtronic, un dispositivo que se incrusta en la piel y suministra los analgésicos directamente a la médula espinal.

Para su implantación, se requiere una cirugía mínimamente invasiva, en la que con una pequeña incisión se coloca una bomba en la pared del abdomen del paciente y se adapta un catéter que sirve de conducto para enviar la medicación.

Ese aparato es pequeño, es circular y mide entre 20 y 40 milímetros. Mientras que el tubo se conecta por debajo de la piel y no es visible.

Los medicamentos son llevados a través del catéter a los nervios donde transita el dolor en la médula espinal e interrumpen esa señal dolorosa, “engañando” al cuerpo y generando un 60% de bienestar.

“En la mayoría de casos la duración de la cirugía es entre una y dos horas, dependiendo de la complejidad del caso y la experiencia de quien realizará el procedimiento. La recuperación es rápida, algunos regresan al hogar 24 o 48 horas después de la intervención”, aseguró Gabriel Carvajal, especialista en medicina paliativa.

La técnica permite un alivio eficaz del dolor en más del 90% de los casos.

“Logramos una alternativa para pacientes que parecía que no había. Con esto les mejoramos su calidad de vida y la de su entorno, porque estos males afectan a sus seres queridos”, agregó Carvajal.

Además de aliviar el dolor, otro de los beneficios de esta terapia es que se da una reducción de la dosificación de medicamento.

Si antes un paciente requería 300 miligramos diariamente vía oral, con la colocación del dispositivo esa dosis pasa a un miligramo por día.

La terapia se recomienda también a farmacorresistentes y que no toleran los tratamientos comunes para combatir el dolor; además, puede ser aplicada tanto en personas jóvenes como en adultos.

Las personas que no son candidatas a la colocación del dispositivo son quienes sufren de sangrados o infecciones locales.

Esta tecnología tiene varios años en el mundo, pero en el país recientemente se desarrolla, principalmente porque no ha habido expertos suficientes que puedan manejar la técnica.

Actualmente los centros médicos que la emplean a nivel privado son: Hospital Clínica Bíblica, el Cima y La Católica.

Mientras que en el Hospital del Trauma y, principalmente, en el Max Peralta de Cartago, es donde se ha efectuado en el ámbito público.

En cuanto a costos, aunque la inversión inicial puede ser elevada, el especialista indicó que a partir de seis meses de implantado se convierte en una opción más barata que seguir tratamiento farmacológico, ya que el paciente ahorra dinero en internamiento, consultas frecuentes al centro médico o adquisición de alta dosis de medicamentos.


Males frecuentes

En Costa Rica, tanto el cáncer como la osteoporosis son males frecuentes que aquejan a la población.

Cáncer:

  • 12 personas mueren a diario por esta causa
  • 4.700 costarricenses fallecieron en 2015 a consecuencia de este mal*

Osteoporosis:

  • 1.500 fracturas de cadera se reportaron en 2015 entre la población de más de 60 años*

Fuente: Caja de Seguro Social *Cifras aproximadas


Ver comentarios