Logo La República

Lunes, 22 de octubre de 2018



IMPULSO PYME


Cuidemos Nuestro Emprendimiento

Diego Benitez www.empoderate.biz | Miércoles 04 abril, 2018



Cuando se toma la decisión de emprender, sin duda se enfrentan una serie de retos que lo harán cuestionarse si realmente el emprendimiento vale la pena, si es el correcto, si funcionará, si será bien aceptado en el mercado y que repercusiones positivas o negativas le traerá.

Lea más: ¡Ya sabe, cada cliente es ÚNICO!



Tener una idea de negocio y hacerla crecer no es un camino sencillo, implica mucho sacrificio. Sí todas las ideas florecieran por sí mismas, pues todos seríamos emprendedores. Por eso, por el esfuerzo y trabajo que implica emprender, es aún es más importante que cuide su emprendimiento o negocio. Para lograrlo, le recomiendo considerar los siguientes 5 puntos:

Lea más: Invierta en la Huella Digital de sus colaboradores



1. Cuide lo construido: Conforme el emprendimiento va avanzando y creciendo en el mercado, todo lo logrado es ganancia, y a veces por ahorrarnos unos cincos, no le damos al negocio la formalidad que requiere. Evitamos gastar en el registro de la marca, en comprar un dominio, en hacer un adecuado presupuesto, sin considerar que esto tarde o temprano nos frenará crecimiento, competitividad y nos llevará a construir un negocio en el aire.

2. Cuide con quien se asocia: Muchas veces por necesidad, por complemento, porque tiene más experiencia en un área específica, por recursos y por falta de conocimiento, uno se involucra dentro de su emprendimiento con personas que no comparten la misma visión, tienen diferentes objetivos, poco compromiso, entre otros. Y es cuando la empresa está creciendo y requiere sacrificios, o cuando se enfrentan situaciones complejas, que nos damos cuenta que elegimos al socio incorrecto y este pequeño gran detalle puede llevarnos a la pérdida del negocio. Garantice elegir un socio que lo complemente, que se comprometa 100%, que asuma la misma carga de trabajo, con liderazgo y que comparta su misma visión. No vaya a ser que lo invertido en capital y tiempo se vaya a la borda y su sueño de vida se trunque por una mala elección.

3. Todo negocio o emprendimiento tiene su toque especial o su fórmula secreta que lo diferencia de los competidores; sea receloso de con quien comparte la información, porque, aunque podemos rodearnos de gente de buenas intenciones, en épocas de crisis podríamos llevarnos la sorpresa de que dentro de nuestro equipo creamos a nuestro principal competidor. Esto no implica que no podamos ser generosos en compartir buenas prácticas, crear un excelente equipo de trabajo, hacer Networking, entre otros. Compartamos, pero siempre guardemos un poco de información y de la esencia de nuestro negocio.

4. Aléjese de las malas vibras, de esas personas con un pensamiento derrotistas, que encuentran un pero en todo, personas que no están dispuestos a luchar por un sueño. Por el contrario, rodéese de personas que lo hagan crecer tanto personal como profesionalmente, con una actitud positiva, que busquen soluciones y que en conjunto con usted en los momentos más oscuros creen luz.

5. No permita que nadie menosprecie sus logros, porque hablar de lo que no se ha vivido, o no se ha construido, es muy sencillo, pero solo uno sabe lo que esto le ha costado. Siéntase orgulloso de lo que va construyendo y hable de su negocio con entusiasmo.

Emprenda sin miedo, prepárese, capacítese, porque usted que ya inicio este camino o está por iniciarlo se dará cuenta que estas victorias han sido suyas. Cuidemos lo nuestro, cuidemos nuestros negocios.


NOTAS RELACIONADAS