Logo La República

Lunes, 22 de octubre de 2018



INVERSIONISTA


Cuidado con aumento en tasas de interés en colones y dólares

Fabio Parreaguirre fparreaguirre@larepublica.net | Lunes 04 diciembre, 2017



Las tasas de interés han tenido una clara tendencia al alza en todo el año en ambas monedas, pero ahora habrá que esperar una serie de factores para conocer mejor cómo se comportarán en 2018.
La primera ya sucedió el jueves pasado, pero empezará a golpear las tasas en colones hasta los próximos meses, ya que el Banco Central subió por sexta vez en el año su Tasa de Política Monetaria (TPM), misma que ya se ubica en un 4,75%, tres puntos arriba de lo que inició 2017.
Para este mes propiamente debemos esperar a conocer otro factor, el que se refiere a cuál será la tasa de los bonos de los $1.500 millones de la emisión de Hacienda.
Además, cuánto se colonizará de ese monto, cuánto comprará el Banco Central y deberá esterilizar colocando bonos, ya que todos estos factores presionarían ya sea las tasas en colones o en dólares.
Asimismo, para mediados de mes se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos incremente en 0,25 puntos porcentuales su tasa de referencia, siendo el tercer diciembre consecutivo que lo realiza.

Lea más: Banco Central incrementa Tasa de Política Monetaria ahora en 4,75%

Alza en TPM generará presión hacia arriba en tasas

El Banco Central elevó el miércoles pasado en 0,25 puntos porcentuales la TPM, misma que se ubica ahora en un 4,75%. Inició el año en un 1,75%.
La TPM es la referencia de los créditos y depósitos overnight del BCCR para con las entidades financieras.
La decisión del aumento el Central la justifica en que en los últimos meses existe una disminución o incluso un parón en las inversiones en instrumentos en colones (mercado pide más premio).
Asimismo, al esperar que la Reserva Federal aumente las tasas en dólares, eso haría más atractivos otros instrumentos o incluso podría traer nuevamente que el premio en colones desaparezca según la autoridad monetaria.
Con relación al premio por invertir en colones, y a la luz del ingreso de recursos en dólares por la magnitud de $1.500 millones para financiamiento del Gobierno, las expectativas entre los inversionistas han variado desde esperar una apreciación, hasta proyectar una relativa estabilidad para la moneda en la primera parte del próximo año, indican varios especialistas.

Diciembre definirá mucho la tendencia

Hay varias acciones que pueden hacer que las tasas de interés en colones o dólares presenten presiones al alza o a la baja, tanto a nivel nacional como internacional.
A nivel nacional, la primera es la emisión de los $1.500 millones de Hacienda.
En estos primeros días de diciembre, habrá que ver cómo se tratará la emisión, ya que mucho depende de si ofrece una tasa mucho mayor a la actual, lo que afectará la curva en dólares.
Es claro que esta emisión libera un poco a Hacienda de estar estrujando al mercado en el corto plazo por los recursos, pero eso no significa que pasará todo 2018 sin la necesidad de estar emitiendo deuda.
Asimismo, hay que verificar la actuación poscolocación del Banco Central (ver infográfico).
Esperar a ver cuánto de esos dólares se coloniza por Hacienda, cuántos comprará la autoridad monetaria y qué tanto esterilice emitiendo deuda en colones, algo que podría también empujar la tasa.

Lea más: Desbalance fiscal

¿Baja en la calificación de riesgo?

Para finales del mes se podría estar recibiendo el primer informe de calificación de riesgo, en el que podría venir una rebaja, indican varios expertos, en especial por no tener resuelta o por lo menos cerca una solución fiscal.
Esta sería por parte de Moody’s (S&P y Fitch tienden a realizarlo en enero o febrero), lo que generaría una razón más para que las tasas de interés suban.
Al tener una rebaja en la calificación de riesgo, la forma en cómo los inversionistas reclaman por mayor riesgo, es mayor rendimiento en sus inversiones.

Subida en las tasas de interés en Estados Unidos

A lo externo las presiones también existirían, ya que para el 12 y 13 de diciembre la Reserva Federal de Estados Unidos tendrá su última reunión anual, en la que existen muy altas posibilidades de que suba su tasa de referencia.
Esta sería la cuarta en los últimos tres años y la tercera vez consecutiva en diciembre, hoy se encuentre entre el 1% y el 1,25%, el aumento podría ser de 25 puntos base.
Esto afectaría las tasas con las que se endeudan los bancos en el extranjero, teniendo que ajustar al alza las tasas en nuestro país.
Asimismo, podrían afectar en los meses siguientes las tasas de referencias de créditos en dólares en el país como lo son la Prime y la Libor.

Tendencia de 2017

Todas estas interrogantes marcarán la tendencia de las tasas de interés en ambas monedas en el primer semestre de 2018 en el país.
Este año, las tasas se han movido, principalmente gracias a las decisiones del Banco Central de estar incrementando la TPM desde abril pasado.
Esto se dio, ya que los ahorros se empezaron a dolarizar mucho, pues no existía un premio por invertir en colones, lo que provocó que el tipo de cambio subiera incluso hasta los ¢595 por dólar en Monex.
En ambas monedas, las curvas de tasas de interés se han incrementado a lo largo del año, pero el cambio es mayor en la parte corta hasta los 360 días.
En colones el movimiento ha sido mayor, incluso de hasta dos puntos porcentuales desde enero a la fecha en todo el corto plazo y hasta un punto porcentual en los títulos mayores al año de duración.
En dólares es menor al punto porcentual.

 


Así lo ven los expertos


Adriana Rodríguez

Gerente Senior Análisis Económico
Scotiabank

Tendencia es al alza por mayor riesgo

La tendencia en las curvas de rendimiento ha sido al alza, de cara a un mayor riesgo país.
En colones el ajuste fue más evidente tras las acciones del BCCR hacia mediados de año para devolverle el premio por invertir a la moneda nacional, cuya principal repercusión estuvo en el ajuste de las tasas de interés de corto plazo al alza, y a medida que avanzó el año, el mediano y largo plazo lograron ajustarse al alza respondiendo al creciente déficit, el riesgo país y la “iliquidez” que se experimentó en el sistema.
En dólares el ajuste ha sido más moderado, pues ha habido mucho apetito por inversiones en dólares y la mayor liquidez en esa moneda, paralelo al nivel de rendimiento de las referencias del Tesoro de Estados Unidos, ha resultado en movimientos menos significativos en las curvas de rendimiento.

Vidal Villalobos

Gerente de Estudios Económicos
PrivalBank

Deterioro en la calificación afectará los rendimientos

Se espera para finales del año la publicación por parte de Moody’s sobre la revisión de riesgo del país.
Un deterioro en la calificación va a afectar los rendimientos de los bonos costarricenses y en mayor medida en los mercados externos.
La incertidumbre que genera el resultado electoral es un ingrediente que debe tomarse en cuenta en el nivel de las tasas locales tanto para el cierre de 2017 como para inicios de 2018.
El Ministerio de Hacienda sufre una gran presión por obtener recursos de corto plazo por lo que para las próximas semanas podría aumentar los rendimientos de títulos cortos.
Todo parece indicar que cuenta con los recursos necesarios para cubrir el primer semestre de 2018 gracias a la colocación de $1.500 millones en los mercados internacionales.
Estos recursos reducirán la presión sobre las tasas locales, pero generarán presión sobre el tipo de cambio.

Danny Suchar

Analista económico
Independiente

Intereses en dólares se ajustarán en el corto plazo

Las tasas de interés estarán a la alza, pues el entorno interno de Costa Rica no muestra mejoras (más que todo en el tema fiscal), lo que refleja es ser una nación más riesgosa (según Standard & Poors se coloca a la par de Honduras y República Dominicana con BB-, lejos de Panamá, Chile, Colombia o México) .
Por lo tanto, este fenómeno en conjunto con un posible ajuste de las Tasa de la Fed; apunta a que los intereses en dólares se incrementarán en un corto plazo.
Pero eso no quiere decir que las tasas internas (moneda colones) no se vayan a ver afectadas, pues si no hay dinero suficiente para pagar las deudas a largo plazo, el Gobierno tendrá que salir a captar divisa local para poderla convertir y luego, pagar su deuda. Pero esto es con una visión más a largo plazo, que impactará al alza las tasas.

 


NOTAS RELACIONADAS