Bancadas conservadoras con mayor representación de la historia
“No es necesario que el nuevo Congreso entre a legislar sobre el tema del matrimonio gay y la identidad de género, porque la CIDH ha dejado claro el tema, pero también es cierto que es necesario que el TSE o la Sala IV decidan finalmente”, dijo Enrique Sánchez, diputado electo por el PAC. Gerson Vargas/La República
Enviar

La próxima Asamblea Legislativa tendrá la mayor representación conservadora en la historia, conformada por al menos 27 diputados de Restauración Nacional, el PUSC y hasta PAC, quienes adversan el matrimonio diverso.


De momento en la bancada del PLN no hay certeza, porque el tema ha quedado a la libre.


Al menos un 24% de las curules estará ocupado por legisladores evangélicos de Restauración Nacional, quienes históricamente se han negado a validar cualquier avance de derechos para la comunidad LGTBI.


Ante este panorama, es poco probable que el nuevo Congreso valide nuevos derechos para la comunidad sexualmente diversa a partir de mayo, sobre todo si se considera que un solo diputado puede hacer uso del reglamento legislativo para bloquear una iniciativa.


Esto lo reconocen los representantes de grupos por los derechos humanos.


“Sin duda vamos hacia un escenario de retroceso de los derechos humanos, no solo de la población LGTBI, sino de las mujeres, los indígenas, las personas en discapacidad y los afrodescendientes, ya que los grupos evangélicos han logrado muchos diputados y tienen una sola visión. Tenemos que hacer presión, para no ceder, ya que es prácticamente imposible avanzar con la agenda en estos cuatro años que vienen”, aseveró Margarita Salas, presidenta del partido provincial Vamos.


No obstante, quienes validan la agenda LGTBI tienen la esperanza de que la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se consolide con una decisión de Tribunal Supremo de Elecciones o la Sala IV.


Esta sería la única salida legal viable ante un escenario legislativo tan confrontativo en relación con el matrimonio gay.


No obstante, hay diversas interpretaciones legales sobre el tema.


“Lo primero que debemos hacer es esperar a que el TSE y la Sala IV resuelvan sobre la opinión consultiva de la CIDH. A mi juicio, no es necesario que el nuevo Congreso entre a legislar sobre el tema, porque la Corte de Derechos Humanos ya lo ha dejado claro. En todo caso, es necesario ir conociendo la opinión de los compañeros de otros partidos, fuera del debate de la campaña política para analizar las opciones”, aseveró Enrique Sánchez, diputado electo del PAC y defensor de la agenda LGTBI.


En ese sentido, hay diversos criterios jurídicos en torno a la opinión consultiva. Para quienes están a favor, lo comunicado por la CIDH es de carácter mandatorio, mientras quienes tienen otras interpretaciones, indican que se trata solo de “una opinión” y por tanto, no se puede decir que “es cosa juzgada”.


En este último grupo se encuentra el abogado Yashín Castrillo, quien ha tratado de casarse infructuosamente en el país con su pareja y al ser negado su derecho, tuvo que acudir a instancias internacionales.


El debate sobre la agenda de la comunidad diversa sexualmente habría permitido al PAC de Carlos Alvarado y a Restauración Nacional de Fabricio Alvarado, avanzar a la segunda ronda electoral, ya que a inicios de enero —cuando se dio a conocer la opinión consultiva de la CIDH—, ambos candidatos no superaban el 5% de apoyo electoral en las encuestas.


“Es un pensamiento que se ha ido metiendo no solo en nuestro gobierno, sino en toda América Latina y el mundo. Es una ideología que promueve la comunidad LGTBI y que ya está permeando a las instituciones públicas y a la educación. Sn importar que muchos estamos opuestos y somos mayoría. Soy un muro de contención. Soy la voz del pueblo que está en contra del aborto y el reconocimiento de derecho de las personas del mismo sexo”, dijo Fabricio Alvarado, candidato de Restauración Nacional.

Ver comentarios