Logo La República

Domingo, 21 de octubre de 2018



NACIONALES


Agua potable enfrenta a diputado con empresa de servicios

Jeffry Garza jgarza@larepublica.net | Miércoles 14 marzo, 2018



Un proyecto de ley pondría en riesgo la disponibilidad del agua potable en el Valle Central, de acuerdo con la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

Dicho proyecto, que se discute en la Comisión Especial de Heredia, en la Asamblea Legislativa, abriría un portillo para desarrollos urbanos en un territorio protegido que contiene mantos acuíferos, a través de la modificación del artículo 1 de una ley promulgada en 1888.

Se trata de miles de hectáreas de mantos acuíferos en las montañas de Barva y zonas aledañas.

“No existe en el mundo otro sitio más protegido como ese”, aseguró Quírico Jiménez, coordinador de la Unidad Ambiental de la ESPH.

El terreno está protegido por ley e incluso la Unesco lo declaró como Reserva de Biosfera.

El proyecto de ley fue presentado por el diputado de la Unidad Social Cristiana por Heredia, William Alvarado.

Para Jiménez, se ponen en riesgo las fuentes superficiales de agua, así como los mantos acuíferos, debido a que se utilizarían terrenos para asentamientos humanos y otro tipo de actividades.

“Sabemos la importancia de esta zona para el futuro del agua del Valle Central. El objetivo de los legisladores de entonces (1888) era proteger el recurso hídrico de Heredia, San José y Alajuela”, explicó.

Alvarado asegura que la naturaleza del proyecto pretende salvaguardar los mantos acuíferos, al permitir únicamente la estancia de ciudadanos que demuestren que tienen las tierras desde antes de 1888, año de emisión de la ley protección.

“Estamos dando la posibilidad de que las personas que demuestren ser propietarias puedan dar un uso. Esto brinda protección, porque todos aquellos que no cumplan esta condición, no podrían explotarla”, acotó el legislador socialcristiano.

El legislador también criticó que la ESPH brinde servicios en algunas de las zonas aledañas al lugar protegido, pues lo considera una contradicción.

Por otra parte, en la empresa herediana aseguran que mantienen fuertes restricciones en el otorgamiento de nuevos servicios en las zonas altas de los cantones de San Isidro y San Rafael, para evitar un crecimiento urbanístico insostenible y que afecte las zonas de recarga.

La ESPH brinda el servicio de agua potable a más de 300 mil personas.

“No se puede dejar pasar proyectos de este calibre con el agua del país en juego, sin revisar qué está pasando”, declaró Allan Benavides, gerente general de la ESPH.

Alvarado considera que la molestia de Benavides surge a raíz de otro proyecto de ley que pretende modificar la conformación de la junta directiva de la ESPH, por lo que se “desquita” hablando de zonas protegidas.

El proyecto de ley se encuentra en una etapa de consultas en la Comisión y ayer sus miembros se reunieron con personeros del Ministerio de Ambiente y Energía para discutir la iniciativa.

Las fuentes de agua más importantes en el Valle Central son Barva, Colima Inferior y Colima Superior.

Costa Rica alcanzó en 2017 un histórico 93,9% de cobertura de agua potable, una de las tasas más altas de Latinoamérica.

Asimismo, el país invirtió más de ¢64 mil millones en este servicio el año anterior, duplicando la ejecución de recursos registrada en 2013.


NOTAS RELACIONADAS